Las 4 patas de nuestra herencia

Comparte en las Redes SocialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

Alguna vez te has preguntado ¿Quién soy?

En realidad ésta pregunta existe desde el comienzo de los tiempos. El hombre siempre ha necesitado saber más sobre sí mismo y su entorno. La filosofía ha teorizado mucho al respecto, hemos buscado saber quiénes somos, de dónde venimos, y a dónde vamos. Hemos, como humanidad, buscado respuestas a esas preguntas hasta en las estrellas.

Hoy en éste artículo voy, humildemente, a intentar brindar una pequeña lucecita sobre éste tema. Una de las formas de saber quiénes somos es conocernos mejor a nosotros mismos, nuestros orígenes, nuestras vivencias, nuestros dolores, nuestras fortalezas y nuestros recursos. Y cuando digo nuestros no solo hablo de los propios, sino los de nuestros padres, abuelos, bisabuelos, etc.

Cada uno de nosotros es único e irrepetible, no solo biológicamente sino emocional, espiritual y psicológicamente y estamos construidos (entre otras cosas) por las 4 patas de la herencia.

 

#1 – La herencia genética: La unión de 23 cromosomas de mamá y los 23 cromosomas de papá darán como resultado un ser único, una máquina perfecta, que llevará consigo toda la información necesaria para crear sus órganos, mantener los sistemas funcionando, eliminar toxinas, absorber nutrientes, y en esa combinación, algunos genes serán dominantes y otros recesivos, algunos se expresarán y otros se silenciaran. Desde ésta herencia genética, éste ser único llevará la información de color de piel, ojos, pelo, predisposición a enfermedades, etc. Ésta herencia recibida de mamá y papá también está signada por la herencia de sus padres, nuestros abuelos, de quienes también, de forma indirecta a través de nuestros padres, recibimos herencia genética.

 

#2- La herencia transgeneracional: Consiste en toda la información heredada de nuestro clan familiar. Información que abarca desde vivencias, impactos de esas vivencias, historias, sufrimientos, abandonos, y también fortalezas, habilidades y recursos. Cada una de ésas situaciones generaron creencias y emociones que impactaron en quienes las vivieron y luego las fueron heredando a sus descendientes.

Para ampliar ésta información te invito a leer

¿Por qué las vivencias de tu abuela materna son importantes para ti?  

¿Qué es y cómo puede ayudarte conocer que vivencias de tus ancestros  están impactando en tu vida hoy? 

 

#3- La herencia del proyecto sentido: Es toda la información grabada en nuestro inconsciente desde 9 meses antes de la concepción, hasta los 3 años de edad. Está comprobado que la emocionalidad de las madres antes y durante el embarazo impacta directamente en el feto.

El bebé durante su vida intrauterina, siente y vivencia la emocionalidad de su mamá, está en un íntimo contacto como nunca lo estará con nadie más en su vida, forma parte de su cuerpo.

Luego viene el trabajo de parto, nacimiento y post nacimiento. ¿Fue parto rápido o duró horas? ¿La mamá tuvo miedo de morirse o qué su bebé se muriera? ¿Parto normal, cesárea o fórceps? ¿A la habitación con mamá o solito en neonatología? Todos los detalles y emociones de mamá y del tipo de nacimiento impactan directamente en el inconsciente del bebé, algunas consecuencias se ven en la infancia como por ejemplo miedos y otras en la edad adulta.

 

#4 La herencia de nuestro ciclo de vida: A éste tipo de herencia pertenece todo lo programado en nuestra infancia, adolescencia y edad adulta. Herencia que recibimos a través de los dichos y creencias familiares, lo que vivimos en casa, el colegio, nuestra relación con los adultos, las personas de autoridad, como vivimos las relaciones con nuestros pares, etc. Todo nos va programando para tomar decisiones y elegir nuestro camino. Es una herencia que recibimos en nuestro seno familiar y que vamos a nutrir con nuestras propias vivencias y a heredar a nuestros hijos. Pero aquí podemos poner pausa ya que desde la concientización y trabajo personal podemos re programar aquellas creencias y emociones que hoy nos están frenando en nuestro andar, generar un cambio dejando atrás lo que heredamos pero que no nos corresponde o integrando, aceptando y soltando lo sucedido y así poder permitirse elegir un cambio de dirección.

Tenemos una herencia pero también somos co creadores de una parte de ella. Te invito a que utilices ese poder para crear para ti una vida mejor y una salud más plena.

 

¿Qué te a parecido lo que te he compartido en éste artículo?

Puedes dejarme tus comentarios al final de la página


 ¿Conversamos?

Puedes agendar una charla gratuita aquí, para que conversemos y podré explicarte la mejor manera de trabajar juntos de forma holística e integral.

Cada caso es único y particular por eso mi forma de trabajar es personalizada y los programas de trabajo son a medida, A TU MEDIDA.


Recibe Todas las Novedades directamente en tu correo completando los datos del formulario

Comparte en las Redes SocialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *