Así se transforma la “debilidad” en fortaleza

 

 

 

 “Del sufrimiento han emergido las almas más fuertes “

(Anónimo)

Si quieres saber cuál es la fortaleza dentro de tu debilidad, éste artículo es para ti

 

 

 

 

Si quieres saber cuál es la fortaleza dentro de tu debilidad, éste artículo es para ti.

Hoy te comparto un antiguo cuento hindú con el objetivo que puedas ver las dificultades que te han tocado atravesar o estás atravesando desde otro punto de vista.

 

La vida te has puesto muchas veces frente a diferentes pruebas, algunas más pesadas y dolorosas que otras, todas te han dejado huellas en tu interior, diferentes cicatrices que hacen que te repliegues, casi al borde de la rendición o, por el contrario, vivas a la defensiva, con la guardia siempre alta.

 Pero si puedes ver esas experiencias con otros ojos, verás que te han dejado una enseñanza, has aprendido algo en ese dolor y aunque todavía no lo sepas, son una fortaleza para ti.

 

Antes de continuar te comparto el cuento

 

 

“Un aguador de la India tenía sólo dos grandes vasijas que colgaba en los extremos de un palo y que llevaba sobre los hombros. Una tenía varias grietas por las que se escapaba el agua, de modo que al final de camino sólo conservaba la mitad, mientras que la otra era perfecta y mantenía intacto su contenido. Esto sucedía diariamente. La vasija sin grietas estaba muy orgullosa de sus logros pues se sabía idónea para los fines para los que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba avergonzada de su propia imperfección y de no poder cumplir correctamente su cometido. Así que al cabo de dos años le dijo al aguador:

-Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque debido a mis grietas sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibir por tu trabajo.

El aguador le contestó:

-Cuando regresemos a casa quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino.

Así lo hizo la tinaja y, en efecto, vio muchísimas flores hermosas a lo largo de la vereda; pero siguió sintiéndose apenada porque al final sólo guardaba dentro de sí la mitad del agua del principio.

El aguador le dijo entonces:

-¿Te diste cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino? Quise sacar el lado positivo de tus grietas y sembré semillas de flores. Todos los días las has regado y durante dos años yo he podido recogerlas. Si no fueras exactamente como eres, con tu capacidad y tus limitaciones, no hubiera sido posible crear esa belleza. Todos somos vasijas agrietadas por alguna parte, pero siempre existe la posibilidad de aprovechar las grietas para obtener buenos resultados”.

 

 

Yo también, como el aguatero quiero ayudarte a sacar el lado positivo de tu grietas, por eso te invito a que realices la actividad sugerida y puedas conectarte con lo positivos de tus experiencias más fuertes.

 

Actividad Sugerida:

Basándote en esa experiencia que tuviste que atravesar, que te ha dolido tanto, piensa:

1- ¿Qué has aprendido de atravesar ese dolor de ti? 

2- ¿Qué fuiste capaz de hacer que no sabías que podías?

3- Debido a esa experiencia hoy sabes y puedes…….

4- Debido a ésto hoy podría ayudar a otras personas que tengan ………………………………. a ……………………………………..

Has adquiridos nuevas fortalezas y habilidades, son tus grietas, esas que pueden florecer reivindicándolas y ayudando a otros. ¡Lúcelas con orgullo!

 


Recibe todas las novedades directamente en tu correo completando los datos del formulario

Comparte en las Redes SocialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

3 comments

  1. ig says:

    These are in fact wonderful ideas in regarding blogging. You have touched some good
    factors here. Any way keep up wrinting.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *